spot_img
21.7 C
Rosario
martes, septiembre 27, 2022
Grupo OAPCE

Tan lejos y tan cerca: Municipios y Comunas del interior y la Hidrovía

La importancia estratégica del Rio Paraná y su conexión con el Rio Paraguay, en lo que se denomina La Hidrovia, radica en la capacidad de aprovechamiento de este cauce natural en términos logísticos. Desde una mirada económica, tanto observando los volúmenes de las mercancías transportada, como teniendo en cuenta lo que significa en porcentaje de dólares sobre la totalidad de exportaciones en Argentina, claramente se muestra determinante para el desenvolvimiento comercial de nuestro país.

Este tema tomo central relevancia en los últimos tiempos ante la inminencia del vencimiento de los contratos de concesión entre el Estado Nacional y la actual concesionaria Jan de Nul de origen belga asociada con la nacional EMEPA, abriéndose por lo tanto el proceso de una nueva licitación. El gran desafío es pasar de una Hidrovía que se diseñó como un sistema logístico comercial para la exportación de commodities o productos con un procesamiento primario (Ej: aceite), a un sistema de integración logístico moderno con sustentabilidad ambiental, intermodalidad, integración social y beneficios económicos más amplios que la simple exportación de materias primas agrarias a bajo costo. Aprovechar todo lo bueno hecho y lo que significo en términos macroeconómicos, pero con una mirada integral, acorde con las oportunidades que las circunstancias mundiales parecen otorgarnos una vez más.

Pero recién ahora, y producto de un momento culmine en la administración del rio como vía comercial es que empieza a conversarse en el debate público de los círculos políticos y en la sociedad el tema “Hidrovía”. Durante todo este tiempo, parecía algo lejano, algo que funciona “solo”, algo ajeno a la “economía real” de cada una de las localidades de la provincia, algo difícil de entender y reservada a la gente vinculada a los Puertos, la Bolsa de Comercio o las localidades portuarias y ribereñas. Parece que esos barcos entregan una linda postal cuando pasan, pero no terminamos de darnos cuenta que por allí se va parte de la riqueza del país y el trabajo de miles de argentinos, en especial de nuestra provincia de Santa Fe.

En el gobierno nacional hemos visto estos últimos tiempos una tensión interna entre aquellos que buscan hacer un abordaje más abarcativo del uso de esta vía navegable, con una participación del Estado racional articulando con los privados y no tirando por la borda lo que se venia haciendo hasta ahora, con otros, que parecieran ver como una gran oportunidad de hacerse de una “caja” y de estatizar todo cuando el Estado carece hoy de capacidad para poder llevar adelante semejante emprendimiento en su complejidad. De hecho, durante todos estos años el Estado ni siquiera cumplió con su facultad de control, siendo hoy un gran problema por la falta de un flujo de información fehaciente, clave para la toma de decisiones. De la misma manera, las obras que se decidan llevar adelante y que se liciten definen el perfil, la extensión y las características de que uso se dará a esta vía navegable.

Quien, y como se administre, como las obras que se definan emprender, va a condicionar el perfil productivo de los próximos 30 años. Por lo tanto, es un tema demasiado trascendental y con una influencia tan grande en el desarrollo económico de nuestra provincia, la región y el país que no puede quedar circunscripto a los especialistas.

Aquí es donde quiero hacer hincapié, en la necesidad del involucramiento de las localidades productivas del interior del país en estas definiciones que parecen lejanas y que sin embargo pueden definir sus posibilidades de desarrollo. Sin más pretensiones que visibilizar la situación y resaltar lo importante de hacer oír la voz del interior en este momento, sin importar los kilómetros que lo separen del río, es que creo que las autoridades provinciales, municipales, comunales, acopiadores, cooperativas, entidades gremiales, empresas agroindustriales de la “pampa gringa” deben ser protagonistas de este proceso. Deben articular un discurso, emitir opinión y animarse a ser parte.

Para ello, es necesario una autovaloración, no es poco lo que aportan las localidades del interior. A modo de ejemplo, el Presidente Comunal de San Jerónimo Sud, Horacio Ciancio estimo en el año 2020 un aporte de su localidad en Impuestos Nacionales de 700 millones, recibiendo en cambio de Coparticipacion real solo 15 millones, siendo una pequeña localidad de 3600 habitantes y 10.000 hectáreas. Lo cito, porque la mayoría de estos impuestos tienen que ver con la producción agropecuaria y agroindustrial. Ósea, con lo que transportan los barcos en la Hidrovia.

Las autoridades de los municipios y las comunas no deben estar como otrora circunscriptos a brindar servicios básicos como la vieja sigla del ABL “alumbrado, barrido y limpieza”, puede que eso sirva para ganar elecciones, pero no alcanza para dar oportunidades de desarrollo a sus ciudadanos. Hoy deben en estar dispuestos a ser parte de los grandes debates que pueden cambiar la realidad, y muchos mejor si lo articulan con organizaciones de la sociedad civil de sus localidades. Este entiendo, es uno de esos temas, que, aunque parezca lejano, los influye directamente y los une con un mundo que cada vez esta mas cerca.

Ramón P. Soques
Ramón P. Soques
Abogado - Ex Intendente de Carcaraña - Asesor Bloque UCR Cámara de Diputados de Santa Fe.

Noticias Relacionadas

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Las Más Leídas