spot_img
28.3 C
Rosario
lunes, octubre 3, 2022
Grupo OAPCE

2022: ¿Una oportunidad para potenciar el COMEX, la logística y el desarrollo económico?

Con los últimos brindis atrás, vuelven a surgir las expectativas y preocupaciones en relación al año iniciado. Y pese a que la primera palabra que surge para definir el momento es INCERTIDUMBRE, también es innegable que todo inicio de año trae aparejada una esperanza. Pero no una esperanza ingenua o voluntarista, sino que, desde quienes venimos protagonizando el comex argentino, tenemos conciencia de las limitaciones y dificultades de la hora, pero también de las potencialidades intactas, las oportunidades que aparecen en el horizonte, y las pruebas que los actores intervinientes han pasado, y aprobado, en más de una ocasión. Es así que los números con los que terminó el 2021 nos marcan el protagonismo hegemónico que han tenido las principales cadenas de valor nacionales, principalmente las que mejor se han articulado con el mercado internacional, las de la cadena algroalimentaria y las MOI. Y, globalmente el año que se fue, nos deja un superávit comercial de unos 16MM u$s que, si se achican incertidumbres y se toman decisiones correctas, puede mejorarse inclusive durante el 2022 hasta llegar a unos 20MM u$s. Es conocido que las agro-exportaciones llegaron el año pasado a cerca de los 33.000 millones de dólares, o sea, un 60% más que el  2020, transformándose en la más alta en lo que va del siglo, generando un récord de divisas. Sabemos que el gobierno se esperanza en llegar a los 100 MM de u$s de exportaciones de bienes y servicios, lo que parece loable pero muy difícil de lograr, por lo menos en el corto plazo. Obviamente que, en términos globales las expo totales no superaron el record histórico del período 2010/12 (en 2011 las expo alcanzaron 83.119 Mu$s). Y si bien en el barrio nos superan Brasil (250 MMu$s), Chile (82 MMu$s), y, obviamente, México (480 MMu$s), podemos decir que el 2022 parte de una buena base de nuestro esfuerzo exportador.

Para seguir avanzando debemos buscar saldos positivos no sólo del comercio de bienes, sino volver a conseguir acceso a los dólares financieros y también de IED, deteniendo la salida neta de capitales, recuperando la exportación de servicios y adentrarnos en las nuevas expo protagonizadas por las redes de innovacion global (GIN).

Obviamente, en paralelo debe insistirse en la necesidad de asumir que los problemas de la macro no pueden resolverse operando sólo sobre la micro. Pero para resolver esa macro, además de realismo pragmático y eficiencia operativa para lograr las decisiones correctas e inevitables, necesitamos asumir ciertos temas como políticas de estado, desenganchadas de avatares políticos que alteren un sendero de recuperación y progreso nacionales.

Entre ellas, encarar los temas logísticos que asuman el nuevo multimodalismo que agregue competitividad a nuestro comex, aprovechando todo lo avanzado en esta materia, sin retrocesos costosos e innecesarios, en particular en el complejo portuario, llave maestra de las exportaciones e importaciones de nuestras principales cadenas de valor, y, junto a nuestro complejo productivo, fuente central del ingreso de dólares cada vez más necesarios.

Es por eso que, desde el CENTRO DE ESTUDIOS PARA EL COMERCIO EXTERIOR DEL SIGLO XXI, venimos bregando por “corregir el exceso de burocracia en los trámites y mejorar la eficiencia de las ventanillas”.

Para todo lo antedicho necesitamos una política de negociaciones económicas internacionales activa y realista, asumiendo la Agenda Verde y la transición energética que ya nadie discute, como quedó demostrado en la última reunión en Glasgow, donde Argentina asumió compromisos que deben ser tenidas en cuenta en nuestra bioeconomía que, sin duda, será central en las políticas arancelarias de nuestros socios comerciales, asumiendo los condicionamientos que estamos en la capacidad de transformarlos, de amenaza en oportunidad. Es imprescindible asumir la crisis energética, su impacto en la crisis de los contenedores, la problemática de los puertos y las navieras de carga, y la necesidad de encontrar un protagonismo sinérgico entre todos los actores, públicos y privados, que intervienen en todos los eslabones de un moderno comercio exterior.

Miguel Ponce
Miguel Ponce
Dir. Centro de Estudios para el Comercio Exterior Siglo XXI ||| Coordinador de la Comisión de Economía - Convención Nacional UCR.

Noticias Relacionadas

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Las Más Leídas