Grupo Murchinson
20.2 C
Rosario
miércoles, junio 19, 2024
Grupo Murchinson

Los buques también chocan en el Puente Zárate Brazo Largo

El barco «En May», impactó contra uno de los pilotes del puente Zárate Brazo Largo el pasado 29 de enero de 2024.

Hace pocos días fuimos sorprendidos con un suceso poco habitual: un buque oceánico, de gran porte, colisionó contra uno de los pilares del puente Zárate Brazo Largo.

El incidente, que provocó una interrupción de la navegación sobre el río Paraná de las Palmas, dejó algunos interrogantes, sobre todo para los oídos poco entrenados en la materia. Desde Prefectura Naval Argentina confirmaron que no hubo derrames ni tripulantes heridos y que la circulación sobre la Ruta 12 se desarrollaba con normalidad. Sin embargo, el buque cerealero «En May» con bandera liberiana, de 228 metros de eslora y 36 metros de manga, sí sufrió daños en el casco del lado de estribor.

Los buques también chocan en el Puente Zárate Brazo Largo.

Aunque el hecho parezca una rareza, hace tan solo dos años atrás, el 31 de diciembre de 2022 exactamente, un accidente de similares características fue ocasionado por otro buque cerealero, con bandera de Malta en este caso, de 181 metros de eslora y 30 metros de manga. Dicho incidente tampoco dejó heridos, no obstante, según testigos, el puente tembló (a esta altura debemos tener presente el buen trabajo de los ingenieros que construyeron el puente).

La pregunta que surge rápidamente es cómo pueden ocurrir sucesos así en momentos en que la tecnología ha aumentado los estándares de seguridad y control a niveles insospechados.

En el caso ocurrido recientemente en el Puente Zárate Brazo Largo, la información apunta a un desperfecto del timón que derivó en la pérdida de control del buque, sin embargo, ésta no es la única causa que produce accidentes.

Aumento del tráfico, factor humano y tecnología

Los buques también chocan en el Puente Zárate Brazo Largo
Imagen del choque del destructor USS Fitzgerald en 2017. (Los buques también chocan en el Puente Zárate Brazo Largo)

El incremento del tráfico marítimo hace que las colisiones sean una posibilidad, ya no sólo contra estructuras, sino incluso entre buques. En 2017, dos incidentes ocurridos en el sudeste asiático tuvieron como protagonistas a buques cargueros y destructores de la marina de Estados Unidos que patrullaban dicha región.

En el primer caso, el USS Fitzgerald chocó con un barco mercante mientras atravesaba las transitadas rutas marítimas en la Bahía de Tokio, después de que el oficial a cargo en el puente ignorara las prácticas estándar de navegación y maniobra. El capitán no se encontraba en el puente en ese momento y no era consciente del peligro inminente hasta que el barco fue golpeado.

Luego, el USS McCain fue impactado por un barco mercante en las concurridas vías de tráfico de ingreso a la costa de Singapur. El capitán de este destructor sí se encontraba a cargo en el puente al momento de la colisión, pero esta se produjo tras una confusión sobre el funcionamiento de la dirección y los aceleradores del barco.

Ambos incidentes dejaron en su saldo víctimas fatales y varios oficiales de la marina estadounidense debieron enfrentar cargos como consecuencia de estos trágicos eventos.

Según algunos expertos, la tecnología que se ha ido incorporando como, por ejemplo, rastreo por GPS, comunicación satelital y alarmas ante peligros inminentes, ha llevado a un exceso de confianza en estas herramientas por parte de la tripulación que provoca que se desentiendan de la responsabilidad de la navegación.

No obstante, el excesivo protagonismo que adquirió la tecnología ha creado otro peligro: la posibilidad de hackeo del sistema de navegación. Este fenómeno ha sido detectado interfiriendo en sistemas de buques, pero al momento en que estos se encontraban localizados en otra región del planeta.

Así, corriéndonos un poco en el mapa desde el sudeste asiático, llegamos a la zona de Oriente Medio, en donde todo se pone un poco más denso.

Dicha región, famosa por la piratería que acechaba en las inmediaciones del denominado Cuerno de Africa,  es también escenario de constantes conflictos armados. En esta zona, existen dos estrechos que deben atravesar los buques para llegar del océano Indico en Asia al Mar Mediterráneo en Europa: el Bab Al-Mandeb, a través del cual se llega al Mar Rojo, y el Canal de Suez, por el que se accede al Mediterráneo. Por ellos pasa un gran porcentaje del comercio mundial, tanto de mercadería contenedorizadas, como a granel, destacándose en este último tipo, los buques tanque petroleros.

Dichos pasos hacen honor a su denominación de estrechos, ya que son bastantes angostos, y, debido a ello, susceptibles de sufrir atascos. Vale decir que las interrupciones en la navegación que se producen en esta zona, causan estragos en las cadenas de valor global y en la economía mundial (unen ni más ni menos que oriente con occidente). Por tal motivo, Estados Unidos custodia celosamente la región, siendo protagonista de constantes fricciones con fuerzas de la zona, como las pertenecientes a la República Islámica de Irán o a una facción de la guerra civil de Yemen.

A modo de ejemplo, podemos citar la reciente suspensión de actividades en la planta alemana de Tesla debido a ataques con drones y misíles lanzados por los hutíes desde Yemen a buques mercantes. El evento provocó la reacción de una coalición internacional liderada por la marina norteamericana con el objetivo de detener los ataques sobre naves comerciales.

Sin embargo, más allá de los ataques perpetrados con armas, existe evidencia de que buques que transitaron la zona han sido blancos de hackeos, lo que puede ocasionar la pérdida de control de la dirección de la embarcación y la posterior colisión. Dicha situación es una amenaza creciente que acompaña al aumento del uso de tecnología, y que, por otra parte, no queda circunscripta a una zona geográfica.

Asimismo, si hablamos de Medio Oriente y del punto estratégico que significa el Canal de Suez para el comercio mundial, hay que mencionar el incidente que protagonizó el buque de la compañía taiwanesa Evergreen, uno de los portacontenedores más grandes que se haya construido. Si bien la causa principal fue atribuida a fuertes vientos, también parece que hubo desinteligencia entre la tripulación de la embarcación y funcionarios egipcios del Canal. En tal evento, el buque chocó contra una de las orillas y quedó atravesado atascando el paso, lo que provocó una parálisis del comercio internacional.

Pero más allá de las causas atribuidas al hecho, analistas han destacado el problema estructural que significa la aparición de una nueva generación de buques cada vez más grandes que deben operar en espacios que les van quedando chicos.

Como se puede apreciar, a pesar de la inmensidad de los mares y las constantes mejoras tecnológicas, algunos factores aún conspiran para que los buques corran riesgo de colisiones, lo cual invita debatir las prácticas del sector e incrementar la capacitación de la tripulación, ya que el control del ser humano sobre la nave se vuelve un elemento central e ineludible.

Acerca del Puente Zárate Brazo Largo

Los buques también chocan en el Puente Zárate Brazo Largo.

El Puente Zárate Brazo Largo es una impresionante obra de ingeniería que conecta las provincias argentinas de Buenos Aires y Entre Ríos sobre el majestuoso río Paraná. Inaugurado en 1977, este puente colgante se erige como un símbolo de unión y conectividad en la región. Con una longitud de aproximadamente 5 kilómetros, el Puente Zárate Brazo Largo es una pieza clave en la red de infraestructuras viales de Argentina, facilitando el tránsito vehicular y peatonal entre ambas provincias. Su imponente estructura metálica y sus torres altas son testigos de la habilidad técnica y la visión arquitectónica que lo han convertido en un hito esencial para el transporte y la comunicación en la zona.

El Puente Zárate Brazo Largo no solo representa un enlace físico entre dos regiones, sino también un símbolo de progreso y desarrollo, contribuyendo significativamente al crecimiento económico y social de las comunidades a ambos lados de sus imponentes pilares.

Noticias Relacionadas

spot_img
TPR Terminal Puerto Rosario S.A.
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Las Más Leídas