Grupo Murchinson
30.7 C
Rosario
miércoles, febrero 28, 2024
Grupo Murchinson

La Necesidad de un Plan Macrologístico Argentino

La existencia de un plan macrologístico argentino permitiría aumentar exponencialmente las exportaciones y es vital para el crecimiento de los flujos de Impo-Expo.

Suponiendo que el próximo gobierno consiga arreglar la macro economía, Argentina se encontraría con el cuello de botella en su capacidad logística. Si bien Argentina tiene el potencial de multiplicar las exportaciones x2 x3 o x4, la restricción logística frustraría ese proceso de recuperación.

El Puerto de Buenos Aires se encuentra saturado, necesariamente el crecimiento de los flujos de Impo-Expo debería pasar por los puertos de Rosario, Bahía Banca, La Plata, Zarate, y por los pasos internacionales hacia los puertos de Chile y Brasil.

Si bien hay muchas iniciativas y proyectos puntuales interesante, no escucho mucha gente hoy hablando de un plan director de la logística argentina a nivel global, es decir mirando la logística total de Argentina a nivel sistémica y pensando en el largo plazo.

La macrologística no depende de un gobierno o de una coyuntura puntual, sino más bien de la geografía, la demografía y el momento histórico.

Los puntos estratégicos surgen de la confluencia de las zonas de producción de productos de valor estratégico, con los accesos a vías de transporte fluvial y marítima.

Existen puntos del planeta de importancia estratégica logística desde hace siglos. El estrecho de Gibraltar y el Bósforo son puntos estratégicos desde la época de Ulises, Buenos Aires, Rosario, Montevideo y Estrecho de Magallanes fueron vistos como puntos estratégicos para el imperio inglés y aún hoy día lo son.

Argentina tiene zonas productivas con alto potencial exportador:

  1. a)  Agrícola – pampa húmeda
  2. b)  Industrial – eje Córdoba-La Plata
  3. c)  Minera – Cordillera
  4. d)  Oil&Gas – vaca muerta

Estas zonas demandarán flujos de Impo-Expo, hacia los dos océanos, lo que implica la importancia de contar con un corredor bioceánico. Si se observa la red de autopistas, está incompleta la conexión biooceánica, pero bastaría con un pequeño tramo desde Villa Mercedes a Villa María (260 km) para completarlo, sumado a una necesaria extensión desde Villa Mercedes – Lujan (630 km). Es decir que con solo 900 km de autopistas se completaría un corredor bioceánico.

Por otra parte, se necesita inversión en los caminos de accesos a puertos, inversiones bajas por ser tramos cortos que requieren ampliarse a varios carriles, rotondas, puentes y distribuidores, de modo de evitar congestionamientos.

En una segunda etapa, completar los corredores de conexión con región Norte y Sur, además pensar un gran puerto de contenedores en Bahía Blanca, la Patagonia continental y Tierra del Fuego.

Menores tiempos de flujos, son menores costos y exportaciones más competitivas.

Sin un tratamiento serio de las restricciones logísticas cualquier proceso de recuperación económica se frustrará por enormes dificultades en concretar las exportaciones.

Es hora de pensar un plan integral global de la logística argentina.

Daniel Pablo Paz
Daniel Pablo Paz
Experto en planificación de inversiones estratégicas y reingeniería de procesos críticos. Líder de proyectos con más de 20 años de experiencia en simulación, ingeniería básica y logística para empresas líderes de Argentina, Brasil, Latam. Fue gerente del Polo Tecnológico Rosario. Ing. Industrial UNR - MBA Universidad de Barcelona, presentador en congresos internacionales de simulación y logística, con papes publicados en USA y Europa.

Noticias Relacionadas

spot_img
TPR Terminal Puerto Rosario S.A.
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Las Más Leídas